Este mes nos hacemos eco del estudio de Crédito y Caución sobre el precio del gas. Os resumimos aquí algunos datos interesantes.

Los mercados del gas se han reequilibrado gradualmente en 2023, tras la fuerte tensión que siguió a la invasión rusa de Ucrania. Los precios del gas son ahora un 68% interanual más bajos en EE.UU., un 39% en Asia y un 54% en Europa.

Esperamos que la demanda mundial de gas alcance pronto su punto máximo y sea un 7% inferior en 2030 e incluso un 42% inferior en 2050. Un sólido apoyo político reducirá la cuota del gas en el suministro energético de aquí a 2030 en el sector eléctrico y, después, cada vez más en los edificios y la industria.
y la industria.

Se prevé que la demanda de gas crezca en Asia-Pacífico, Oriente Medio y África hasta 2030 y que después empiece a disminuir. Se prevé que en EE.UU. y Europa disminuya la demanda de gas tanto a medio como a largo plazo.

Se prevé que Rusia sea el mayor proveedor de gas en 2050, mientras que actualmente lo es EE UU. Pero el suministro ruso será casi un 40% inferior. El excedente mundial de GNL deja a Rusia con menos opciones de diversificarse hacia mercados no europeos.
Oriente Medio sigue siendo la mayor fuente de crecimiento del suministro a corto plazo.

El precio del gas tiende a la baja en las tres regiones (EE.UU., Europa y Asia). Los precios del gas se mantendrán algo elevados hasta mediados de la década, ya que los mercados mundiales del gas siguen ajustándose a la pérdida de suministro ruso de gas por gasoducto a Europa. Esto repercute en los precios de otras regiones importadoras.

Información de Crédito y Caución