• Este distintivo pretende destacar las estufas y chimeneas que se adelantan a la futura normativa europea y que cumplen con los criterios más rigurosos de eficiencia y sostenibilidad, lo que las sitúa en cabeza de las opciones la calefacción en entornos urbanos
  • El Presidente de AEFECC, Carlos Oliván, ha presentado hoy en las jornadas técnicas las nuevas guías de instalación con las recomendaciones AEFECC así como las condiciones para adherirse al Sello de Excelencia

El presidente de AEFECC, Carlos Oliván, junto al del director de Lacunza, José Julián Garciandía, ha presentado en Expobiomasa 2017 el distintivo con el que se distinguirán los equipos que han hecho un mayor esfuerzo en innovación para ser más eficientes y sostenibles, adelantándose incluso a la exigencias de la próxima normativa europea sobre emisiones.

AEFECC, dos años después del lanzamiento del Sello de Calidad que certificaba los equipos que cumplían que cumplían con la actual regulación, da ahora un paso más hacia la excelencia con el desarrollo de una calificación en forma de estrellas que identifica a los equipos que se adelantan a la futura normativa europea y que trabajan por acercarse a las 0 emisiones.

En este sentido, el Sello de Calidad AEFECC distinguirá la sostenibilidad y la eficiencia de las estufas y chimeneas de acuerdo a los siguientes criterios:

Según las estimaciones de AEFECC, en torno al 15% de los equipos que se venden en España, no cumplen con la normativa por eso para el presidente de AEFECC, “los consumidores necesitan una información mayor que la que reciben a la hora de adquirir un equipo”. En este sentido, destaca que actualmente “todos los fabricantes de AEFECC, que ya disponen del Sello de Calidad, se han comprometido a que todos sus nuevos equipos puedan lograr las 7 estrellas, lo que redunda en un compromiso absoluto con el medio ambiente, una mayor seguridad para el usuario y la máxima eficiencia en el equipo”.

De esta manera, España contará con una amplia oferta de chimeneas y estufas que se situarán entre los máximos estándares europeos, “lo que redunda en una apuesta del sector por la excelencia y por los productos de calidad”. Precisamente por eso, Carlos Oliván anima a todos los fabricantes a sumarse a la iniciativa, de tal manera que el sector sea competitivo en todo Europa.

Un Sello para distinguir la excelencia en fabricación

El sector de fabricantes y distribuidores de chimeneas y estufas, que alcanza un nivel de facturación global de más de 100 millones de euros y da empleo a más de 3.000 personas en nuestro país, ha hecho una importante apuesta por la innovación y el desarrollo. De esta manera, los equipos que cuenten con el Sello AEFECC se ajustan a los siguientes criterios:

  • El cumplimiento de la normativa europea de emisiones
  • Disponen de marcado CE
  • Garantizan las más estrictas medidas de seguridad
  • Aquellos que superan los mínimos exigidos actualmente, se distinguirán con 5, 6 ó 7 estrellas.

El Sello AEFECC se incorpora a todos los equipos que cumplan con estos criterios, situado en un lugar visible del embalaje y el etiquetado, así como en los establecimientos que comercialicen estufas y chimeneas que cumplan con los criterios.

“La Unión Europea mantiene una política cada vez más estricta en torno a la sostenibilidad y AEFECC está plenamente comprometida con ella. Por eso, aquellos fabricantes que están innovando e invirtiendo en la mejora de sus equipos para garantizar bajas emisiones, merecen un distintivo que los reconozca y los diferencie”, explica el presidente de AEFECC, Carlos Oliván.

“La proliferación de equipos fabricados sin cumplir con las exigencias de la Unión Europea, sin adecuarse a la normativa sobre emisiones contaminantes y que no garantizan la seguridad de los equipos nos llevó a impulsar un Sello AEFECC que distinguía aquellos equipos que cumplen con todas las normativas. Visto el éxito de aquella iniciativa, vamos a dar un paso más: vamos a diferenciar a los que apuestan por la excelencia y por adelantarse a los requerimientos legales”, continúa Carlos Oliván. “Los socios de AEFECC no se conforman con cumplir la norma, están dispuestos a superarla con creces”, concluye.

El Sello AEFECC y las estrellas que incorpora esta segunda fase es “bien visible, fácilmente reconocible y viene acompañada de un listado público de los equipos que cuentan con ella en nuestra página web”, añade. “Tenemos la responsabilidad de informar al usuario de cuál es el estándar de calidad, lo mínimo que debe exigir, porque va en ello su seguridad”.

Entre los equipos que ya cuentan con el Sello AEFECC hay chimeneas, estufas y cocinas de todas las gamas, de todos los precios y que se alimentan con diferentes tipos de combustible (leña o pellet). “No es una cuestión de precio, ni de equipos más sofisticados. Es una cuestión de seguridad y de garantías, y todos los equipos que se lanzan al mercado deberían cumplir con ellas”.

Por otra parte, la difusión de este Sello AEFECC pretende servir también como instrumento para la concienciación de la ciudadanía sobre las posibilidades de la leña y la biomasa y las ventajas que ella ofrece.

 

El combustible más sostenible

 

España es el tercer país con más superficie forestal de Europa y sólo aprovecha un tercio de la masa forestal sobrante. El resto, un 63’5% de ese excedente, queda en los bosques expuesta, en la mayoría de los casos, a los incendios.

Además, la utilización de la biomasa como sistema de calefacción contribuye a reducir la contaminación, puesto que las emisiones que genera su combustión se compensan con la absorción de CO2 durante su ciclo de vida.

Por otra parte, la leña, frente a cualquier otro combustible, no requiere procesos industriales de transformación, por lo que su huella ecológica es completamente limpia.

Por otra parte, la biomasa genera 135 empleos por cada 10.000 habitantes en entornos rurales y contribuye a la limpieza de los bosques y el mantenimiento de la superficie forestal de nuestro país.